No hay leyes para escribir
  • Slider 1
  • Slider 2
  • Slider 3
  • Slider 4
  • Slider 5
  • Slider 6
  • Slider 7

Raúl Fernández Vilanova

Raúl Fernández Vilanova

Sobre el autor

Raúl Fernández Vilanova (1942-2020) fue un reputado psicoterapeuta que dedicó más de cuatro décadas a la práctica profesional, a la docencia y a la investigación, tanto en Argentina como en España. Autor de numerosas publicaciones académicas y diversos libros de carácter técnico, en distintas etapas de su trayectoria profesional ha sido presidente del Instituto Europeo de Psicoterapia, secretario científico y presidente la Asociación Psicoanalítica de Madrid, y miembro de la International Psychoanalytical Association.

Dime que soy tuya

Dime que soy tuya es el resultado final de la dilatada dedicación del autor a la resolución de conflictos de pareja. La constante y reflexiva observación del complejo entramado de intercambios que constituye toda relación amorosa le llevó a la conclusión de que la posesividad es la noción básica en torno a la que se articulan esas relaciones. Los vínculos eróticos, emocionales y convivenciales que constituyen las relaciones sentimentales no son sino formas en que el uno posee al otro. Lejos de cuestionar la posesividad como intrínsecamente negativa, el autor insiste en que es imprescindible para las relaciones de pareja y en que, entendida y asumida correctamente, permite preservarlas y enriquecerlas.

A través del relato ameno e incisivo de numerosas historias reales, y con un lenguaje plenamente asequible, el autor da cuenta de las diferencias entre la posesividad masculina y femenina y de las diferentes intensidades que revisten las relaciones de posesión, hasta llegar a los casos más extremos que lindan con lo patológico o incluso con lo socialmente considerado pervertido. 

Dime que soy tuya ayudará sin duda al lector a comprender su propia relación de pareja y las obsesiones que con frecuencia la acompañan. Las contemplará bajo una nueva luz, insospechada, pero al tiempo fuertemente intuitiva, y estará en condiciones de resolver con mejor criterio y menor ansiedad sus problemas sentimentales.

Cómpralo en papel