Editorial Samarcanda
No hay leyes para escribir
  • Slider 1
  • Slider 2
  • Slider 3
  • Slider 4
  • Slider 5
  • Slider 6
  • Slider 7
  • Slider 8

Miguel Magdalena Trujillo

Miguel Magdalena Trujillo

Sobre el autor

Nació en Madrid, y, años más tarde, se trasladó a vivir a Sevilla, donde ha residido más de la mitad de su existencia. Siendo la mitad, una cantidad considerable de tiempo. Después de deambular por diferentes empresas, montó la suya propia. Experiencia, que lo ha hecho ser como es a día de hoy: tenaz y muy creativo, y lo plasma allá donde va. El sentido del humor, otra parte suya, lo ha ayudado mucho. Se maravilla con las personas que tienen la mente abierta y la capacidad para encontrar cosas nuevas y ángulos nuevos de la vida. Ahora que puede prescindir de más cosas que antes, todo este bagaje lo ha llevado a descubrir en la escritura un medio donde plasmar su creatividad y su saber hacer.

Los caminos que no escogemos

Álvaro es de familia de clase alta y su vida siempre ha sido privilegiada, hasta que le traicionan sus amigos y todo da un vuelco de 180 grados. La envidia, la cobardía y la venganza son los ingredientes del cóctel para ese engaño, que da lugar a dos preocupantes realidades: que Álvaro acabe con sus huesos en la cárcel y que su familia entre en una espiral de situaciones negativas, haciendo que se sienta inundado por el ansia, la depresión, la frustración y la agresividad. En prisión, donde la vida es real por cruda, conocerá a personas que -curiosamente- le enseñarán lo que es la verdadera amistad. El descubrimiento de este tipo de valores le llevarán a una serie de replanteamientos tan básicos como profundos y a mantener una compleja lucha interna sobre sus propios sentimientos, todo ello mientras ve como los que creía que eran sus amigos lo pierden todo y los nuevos consiguen todos sus objetivos. Mientras tanto, la idea de la venganza comenzará a tomar forma en la cabeza de Álvaro, sin saber que ésta traerá imprevisibles consecuencias para todos los implicados. Cada acción conlleva una reacción, pero uno nunca podría esperarse cuánto y cómo puede la vida tornarse en algo completamente salvaje... tanto por dentro de uno mismo como en todo lo que nos rodea.

Cómpralo en papel