No hay leyes para escribir
  • Slider 1
  • Slider 2
  • Slider 3
  • Slider 4
  • Slider 5
  • Slider 6
  • Slider 7
  • Slider 8

Maricarmen Barranca

Maricarmen Barranca

Sobre el autor

Mari Carmen Barranca nació en Sevilla, vivió su infancia en la localidad onubense de Aracena, cursó los estudios universitarios en su ciudad natal y, en la actualidad, ejerce la abogacía con pasión y vocación, siendo, también, mediadora familiar, civil y mercantil. "El Mundo de Carmela" es su primera incursión formal en el arte literario, su prosa se entrelaza con la poesía sin mayor medida que su emoción, las letras le atraen desde pequeña cuando comenzó un diario a los quince años. En su época universitaria experimentó con la escritura participando en concursos, sin embargo, siente que no ha sido hasta ahora cuando ha encontrado esa gran inspiración que la ha llevado a publicar con una editorial, al igual que a presentarse al V Certamen de Relatos Cortos Ciudad de Sevilla.

El Mundo de Carmela

Tras perder a su madre en apenas siete días, "El Mundo de Carmela" muestra el lado menos amable de una pandemia. A modo de diario, su autora comparte todo un torbellino de sensaciones que terminó desencadenando en una carta, su felicitación navideña del año 2020, donde manifestó su deseo de pasar sola la Navidad, sin suplir la ausencia de su madre con nadie. Meses después, un accidente de tráfico inesperado la sumerge en la inquietud de escribir sobre la vida y la muerte con naturalidad, invitando a pasear entre nubes con más luces que sombras, a vivir con esa herida en el corazón, a contemplar el arcoíris tras la tempestad para hallar esperanza, pese a la adversidad de verse obligada a mirar de frente a ese virus que se ha llevado a Mary Luz. Es una mirada a las Parcas del destino, aferrándose a la vida entre emociones y sentimientos encontrados, sumada a la necesidad de superar la tristeza y el dolor a través de la escritura. Comparte pensamientos íntimos y reflexiones de forma asertiva, contando anécdotas de una chica soltera en la cuarentena que, con sus detalles y peripecias, te sorprenderá hasta hacerte sonreír.

Cómpralo en papel