Editorial Samarcanda
No hay leyes para escribir
  • Slider 1
  • Slider 2
  • Slider 3
  • Slider 4
  • Slider 5
  • Slider 6
  • Slider 7
  • Slider 8

Francis Sánchez

Francis Sánchez

Sobre el autor

Francis Sánchez (Ceballos, Ciego de Ávila, 1970) es un poeta, narrador y ensayista cubano, definido por algunos críticos como uno de los más significativos autores de su generación y un “eterno disidente”. Se caracteriza por una indagación incisiva en las problemáticas del ser humano y de su país. De forma dramática, se enjuician en su obra las circunstancias sombrías por las que ha transitado Cuba en las últimas décadas, otorgándole voz a la angustia, la resistencia, el miedo, la frustraciones y también los sueños pospuestos de los nacidos con la revolución. El diálogo iluminador con aquellas zonas de la tradición menos cómodas para la crítica académica está en el centro mismo de los motivos que aborda su ensayística; figuras como Julián del Casal, Lezama Lima, Virgilio Piñera, Cabrera Infante, Reynaldo Arenas y Raúl Hernández Novás son problematizados de forma vivencial, a través de un renovador uso del lenguaje poético y recursos propios de la narrativa y la autoficción. Si algo pudiera definir su obra es la manifiesta, por veces obsesiva inconformidad con las formas literarias, de ahí las variedad de géneros por los que transita.

Sagradas compañías

Tres grandes poetas cubanos del siglo XX sufrieron el ostracismo, la soledad y la negación de sus valores literarios, durante una época de euforia revolucionaria. Dulce María Loynaz, José Lezama Lima y Virgilio Piñera: cada uno de ellos tuvo que atravesar con su obra y con sus fantasmas ese infierno terrenal, donde aparentemente nunca más encontrarían el reposo ni la salvación de una compresión positiva. La misma literatura, sin embargo, les deparó el calor humano necesario para que sus pasos no se perdieran en el vacío. Este es el asunto que sirve como hilo de Ariadna a los autores de Sagradas compañías, para acercarse a relaciones, a veces ocultas, lealtades, invenciones y amistades fundadas en la historia de la poesía cubana, donde vemos surgir otras extrañas presencias: Juana Borrero, Carlos Pío Urbach, José Martí, Rubén Darío a su paso por la isla... y sobresale la permanencia misteriosa de Julián del Casal a través del tiempo como paradigma de mártir de la poesía, enfrentado al vulgar realismo. En este libro se entretejen, con los mismos hilos de la emoción poética, vidas, memorias, pesadillas y textos de autores que, a pesar de quienes intentaron condenarlos para siempre, ya están en el canon de la literatura cubana y universal.

Cómpralo en papel