Editorial Samarcanda
No hay leyes para escribir
  • Slider 1
  • Slider 2
  • Slider 3
  • Slider 4
  • Slider 5
  • Slider 6
  • Slider 7
  • Slider 8

Diego de Los Santos

Diego de Los Santos

Sobre el autor

Diego de Los Santos Parejo, doctor en ecología, escritor y guionista, es autor del documental antropológico Doñana, memoria de un paisaje, y de una original serie documental para la Fundación Focus Abengoa. Su ensayo Género singular (Samarcanda, 2020) es la actualización de Las mujeres que no amaban a los hombres publicado en 2010. Un viaje alucinante fue su primer relato de ficción publicado, y La mosca fue seleccionado por Samarcanda para el libro Historias del confinamiento (2020). Se define como activista intelectual, y defiende el papel militante de la literatura como resistencia frente al globalismo y la desactivación social de la cultura.

El Hogar de los Dean

Una nube de polvo lo envolvió todo. Nadie sabe realmente qué ocurrió. Y menos aún, por qué. Era la Noche Perpetua, y los Dean se mantuvieron con vida gracias a los Perros. Ellos detectaban a los no-humanos que rondaban Hogar en busca de carne; y con sus colmillos los mantenían a raya. Ahora dos tribus de chicos viven enfrentadas en medio de los páramos, las ruinas y los descampados. Los Dean ya no tienen Perros, y un enfermo tío Roger es el último adulto entre ellos. Las colonias de ratas están menguando, y los Morlock, la tribu rival, se están volviendo caníbales por falta de alimento. Solo Onda Sputnik, desde el espacio, les trae un poco de esperanza, con las palabras del misterioso Llanero Solitario. Esperanza en que otro mundo -ese que solo conocen por los libros y los relatos del tío Roger- aún sea posible. Pero tienen que encontrar su propio camino. Y, con cada paso que dan, van dibujando la delgada línea que separa el Bien del Mal. Una línea de la pende, de forma dramática, el destino de todos ellos. "El Hogar de los Dean" es la apasionante nueva obra de Diego de Los Santos, una metáfora distópica sobre la sociedad actual. La imposición de la moral del poder por encima de la moral social, puede llevar al colapso de nuestras “civilizadas” sociedades occidentales. A no ser que mantengamos la utopía -la esperanza, la maldita esperanza- en que otro mundo es posible. Y luchemos por ello.

Cómpralo en papel