Editorial Samarcanda
No hay leyes para escribir
  • Slider 1
  • Slider 2
  • Slider 3
  • Slider 4
  • Slider 5
  • Slider 6
  • Slider 7
  • Slider 8

Augusto Marino Skerritt García

Augusto Marino  Skerritt García

Sobre el autor

Augusto Marino Skerritt García nació el 18 de julio de 1953 en la ciudad de San Juan de los Remedios, antigua provincia de Las Villas, actual de Villa Clara.Concluyó estudios universitarios en 1981 en el Instituto Metalúrgico de Zhdanov, hoy Pryazovski State Technical University (PSTU), de la ciudad de Mariupol, Ucrania. Huelga decir que se maneja perfectamente en ruso. Concluyó la maestría en Metalurgia y Materiales en el año 2011. Ingresó en el Taller Literario “Rubén Martínez Villena”, del Cotorro, en el año 1992. Obtuvo Premio en el Concurso de Cuentos Alfredo Torroella, en el año 2001. Publicó el libro de cuentos Cuentos Locos, en el año 2007. Ese mismo año fue Mención en el Concurso Internacional de Cuentos Ernest Hemingway. Obtuvo el Gran Premio de Novela en los IX Juegos Florales de Matanzas en el año 2010. Hace siete años conduce la Peña artístico-literaria que se produce todos los meses en la Casa de la Cultura del Cotorro, denominada “La Peña de Marino”, por lo cual ha sido homenajeado en varias ocasiones.

Ensayo sobre la ingravidez

Ensayo sobre la ingravidez es una obra que relata hechos acaecidos en el Planeta Tierra a partir del incremento de la contaminación ambiental, lo cual origina intermitentes estados de ingravidez, debido al cese de la propia fuerza de gravedad sobre los cuerpos. En adelante, todo lo que no se encuentre fijado al piso tiende a sumirse en un profundo estado de flotación, ocasionando terribles accidentes con lesiones para la vida de las personas y las cosas. Las escenas acontecen en La Habana y en el pueblo de Remedios, Cuba, ciudad de inagotables leyendas y tradiciones. Uno de los protagonistas, el doctor Robreño, asegura que la ingravidez, al igual que los huracanes, vino para quedarse, e intenta apoderarse de un ingravinómetro, equipo que según Julio Problemas, otro personaje, se utiliza para prevenir y medir la escala de la ingravidez. Al final, lo expuesto por Problemas resulta ser una farsa y habrá que esperar a que alguien invente ese equipo para realizar los pronósticos del tiempo. Por muchas razones, la lectura de esta sorprendente e ingeniosa obra le dejará flotando. Prepárese.

Cómpralo en papel