No hay leyes para escribir
  • Slider 1
  • Slider 2
  • Slider 3
  • Slider 4
  • Slider 5
  • Slider 6
  • Slider 7

Presentan un libro "sin precio" para derribar los mitos del emprendimiento empresarial

  border=

Un empresario que vende pistas de hielo ecológico por todo el mundo, Paco Ortiz, y un periodista dedicado a la comunicación empresarial, Miguel Ángel Robles, se han unido para escribir "Exitocina, la hormona del emprendimiento", un libro que "nace sin precio" y que ha sido presentado este jueves en la sede de la Fundación Cajasol. Ampliar foto "Creemos que lo que se la ha contado a los jóvenes sobre el emprendimiento empresarial es un discurso desalentador, y no responde además a la realidad, sino a viejos y falsos clichés que hacen del empresario una figura antipática y del emprendimiento una forma de vida muy poco apetecible", explican los autores. El primero de los falsos clichés que desmontan los autores es que haya que separar el ocio del negocio y arrinconar las aficiones al tiempo libre.

En su opinión, situar la empresa en el campo de la negación del ocio es privar a los futuros empresarios de su mejor argumento para serlo, que es hacer lo que les gusta. En su lugar, creen que la primera pregunta para el emprendimiento es "¿qué te gusta hacer", y la segunda, "¿cómo crees que con eso podrías generar ingresos?". Cuestionando falsos tópicos como ese, o como la necesidad de alejar a los amigos de los negocios, o la idea de que el empresario nace siendo empresario desde la cuna, los autores enlazan un nuevo discurso sobre el emprendimiento, apoyado en anécdotas y experiencias personales extraídas de la trayectoria empresarial de Paco Ortiz y sus 13 empresas fundadas (no todas con éxito), discurso que propone "un nuevo lenguaje sobre el emprendimiento en el que conceptos como el sacrificio, la capacidad de sufrimiento, la ambición material y la competencia dejan paso a otros como el placer, las aficiones, la amistad, la colaboración y las emociones". En concreto, los autores proponen una nueva visión del emprendimiento, basada en tres claves "distintas a las que tradicionalmente se han ofrecido". La primera clave, apuntan, es la Pasión: "en Exitocina decimos a los jóvenes que, si tienen una pasión, que no la abandonen como les han dicho desde que son pequeños, ni que la desplacen a los fines de semana, sino que las persigan y la conviertan en el centro de su vida, que sean emprendedores de sus sueños". La segunda variable propuesta es la confianza y la autoestima: "de pequeños nos enseñaron que la confianza ciega puede perdernos, sin embargo lo que realmente nos pierde y nos desvía del emprendimiento es la desconfianza y el miedo a fracasar". Y la tercera clave es el binomio diferencia y comunicación: "nos han educado para anular nuestra diferencia, y en el convencimiento de que sólo necesita venderse bien el que no es bueno de verdad, cuando venderse bien, que es contarse bien, es una cualidad más de ser bueno y es la diferencia lo que nos hace más competitivos en el emprendimiento, como bien saben todos los expertos en marketing". Exitocina es el nombre que han dado a esta nueva fórmula del emprendimiento, concepto creado como derivación de la célebre oxitocina, conocida también como la hormona del amor o de la felicidad. "Les han contado a los jóvenes que el mundo de la empresa es el mundo de las cosas materiales, y no el mundo de las sensaciones, y nosotros manifestamos lo contrario, que el emprendimiento tiene mucho más que ver con la felicidad que con el dinero, y con esa sensación que se experimenta cuando estás en un atasco, coges una bocacalle a ver qué pasa y resulta que te libras del atasco", explican Paco Ortiz y Miguel Ángel Robles. Experimento sociológico Editado por Samarcanda, Exitocina, la hormona del emprendimiento, es, según los autores, además de un libro sobre emprendedores, "una especie de experimento sociológico", pues es el primer libro que, en su primera edición, nace sin precio, y en su lugar presenta un número de cuenta corriente para que cada lector pague lo que crea que realmente vale y le ha aportado. "Normalmente los libros se pagan antes de leerlo, y nosotros queremos que este sea el primer libro que se pague solo después de leerlo", afirman. Para ello, e inicialmente, el libro se entregará a demanda de los lectores interesados en el centro cultural La Revuelta, con la única condición de que aporten, como datos de contacto, un nombre y un correo electrónico. Los lectores que crean que el libro les ha aportado algo valioso podrán ingresar el dinero que consideren en un número de cuenta que figura en las propias solapas del libro, además de en la web promocional de la desarrollada por Samarcanda, www.exitocina.com, donde podrán adquirirlo contrarrembolso. El comunicador Alain Uceda firma el prólogo de la obra, que cuenta con dibujos del pintor Paco Pérez Valencia.