No hay leyes para escribir
  • Slider 1
  • Slider 2
  • Slider 3
  • Slider 4
  • Slider 5
  • Slider 6
  • Slider 7

Monólogos que son diálogos y que provienen del Más Acá

  border=

Existen libros a los que buscarle una etiqueta para identificar su género se convierte en poco menos que una tarea imposible o, en cualquier caso, innecesaria. Nos encontramos ante de uno de esos casos en los que más valdría inventar un nuevo término para referirnos a lo que nos traemos entre manos. Desde el más acá es una obra no sujeta a adjetivaciones estandarizadas. Dejemos que sea la propia autora la que nos explique con mayor detalle:

"Entiendo perfectamente que a nadie importe el sentimiento o dolor provocados por la muerte de familiares o amigos: a todos se nos muere alguien diariamente y aparecen necrológicas publicadas en prensa, donde se expresan dolor y agradecimiento, acabando ahí todo. Pero insisto en que este no es mi caso, ya que no trato de imponer sentimientos dolorosos a nadie, sino de expresar la particular vida que tuvo cada cual, dejando en cada monólogo denuncias de sucesos que salen del ámbito íntimo o familiar. Esos monólogos contienen gritos que me estallaban en el alma clamando por salir fuera, cuyas vibraciones traspasan fronteras llegando muy lejos, trascendiendo un cierto y delicado espacio de la Historia, la Cultura, la Política, la Sociedad y las Creencias. Afirmo que esta publicación podría granjearme muchos enemigos, mas ese compromiso que contraje reivindicando justicia (aunque fuera póstuma) para cada una de las personas de las que hablo, pudo más que las críticas negativas provenientes de una sociedad acostumbrada a temer la verdad, prefiriendo comulgar con las mentiras".

La autora responde por el nombre de Regla Contreras (Chipiona, 1939) y es una persona a la que desde pequeña le motivó la búsqueda de la Verdad, leyendo todo lo que cayera en sus manos sobre otras religiones, Ciencia, Astronomía, y Filosofía, sin ningún tipo de reparo, hasta ir haciéndose poco a poco crítica e iconoclasta y cuestionar los dogmas de la Iglesia. También le ayudó mucho un sueño que tuvo, donde asegura que "se me dio a conocer, mediante figuras geométricas y otras alegorías, la compleja estructura del Universo".

Déjese guiar por su intuición y asómese a esta lectura tan sugerente. Le dejará huella.