No hay leyes para escribir
  • Slider 1
  • Slider 2
  • Slider 3
  • Slider 4
  • Slider 5
  • Slider 6
  • Slider 7

La serenísima Venecia, con la mirada crítica de Abel Posse

  border=

Hablar de Abel Posse es hacerlo de un intelectual de referencia en los últimos cincuenta años, uno de los personajes más influyentes y que mejor ha pensado el mundo en el que vivimos. El argentino nos ha legado un puñado de excelentes libros que nos sitúan y aportan las claves para entender la sociedad actual. Editorial Samarcanda tiene el inmenso placer de ofrecer el catálogo completo de Posse con una edición actualizada.

Vivir Venecia es una de las obras cumbre de don Abel. La ciudad de las góndolas, serenísima ella, es el deslumbrante telón de fondo que pone los cimientos a este libro tan inteligentemente estructurado, dando luz a los seis años que el autor pasó en la ciudad de los canales destinado como cónsul, junto a su mujer y su hijo. La narración transcurre a través de anécdotas de encuentros con Jorge Luis Borges, Ernesto Sábato, Abelardo Arias, Alejo Carpentier, Alberto Moravia y otros muchos grandes artistas (sin olvidar la complicada y hasta violenta historia de amor del premio Nobel Joseph Brodski, expulsado de una cárcel soviética hasta los brazos de una bellísima aristócrata veneciana). Todo siguiendo los pasos del cónsul narrador durante un "maravilloso día veneciano" que duró seis años.

Posse firma así, con la maestría de su pluma, un relato con sutileza, ironía, melancolía, pasión y dramas, que dibujan un juego perfecto donde la diplomacia, escritura, política y el dualismo entre lo público y privado, convivirán entre las páginas de esta atrapante novela.