No hay leyes para escribir

La gesta de un descubridor o la más larga caminata jamás vista

  border=

La Trilogía del Descubrimiento del gran Abel Posse se compone de una tercera obra que también tenemos en Samarcanda el enorme placer de publicar. Bajo el título de El largo atardecer del caminante se esconde una de las mayores epopeyas individuales de la historia de la humanidad, narrada de una manera sublime sólo al alcance de los más grandes. De nuevo volvemos a situarnos en la confluencia del encuentro entre dos mundos, el nuevo y el viejo.

Tengamos en cuenta que el verdadero descubridor de los Estados Unidos fue un individuo que se lanzó a la caminata más colosal que mente humana ha concebido. Lo hizo a pie, desnudo casi como un nativo americano, sin evangelios ni catecismos? Así fue como Alvar Núñez de Vaca atravesó lo desconocido, desde Florida a Texas para luego descender hasta Ciudad de México. Abel Posse cierra el círculo de su particular Trilogía del Descubrimiento con una obra que es mucho más que una autobiografía novelada ofrecida en una magistral serie de flashbacks; es una lectura honda y descarnada de la visión de la llegada de los europeos al Nuevo Mundo de un aventurero que llegó a ser nombrado Adelantado y gobernador del Río de la Plata para luego luchar contra la poligamia y la esclavitud de los indios en Paraguay.

Núñez de Vaca acabó sus años arruinado, que no vencido, en Sevilla, donde Posse sitúa el origen de una narración de un viejo soñador que todavía quiere creer en el poder de la fe y la bondad. Un día atraca en Sevilla del siglo XV un barco cargado con esclavos americanos, entre los que encuentra a su hijo Amadís. Este suceso vuelve a conectarle con su pasado y desencadena un relato con un dramático y asombroso desenlace. El autor exhibe un soberbio dominio del tono intimista para alguien cuyo epitafio firmó el propio inca Garcilaso: "Murió en Valladolid, apelando al Consejo de Indias, con el propósito de ver restablecido su honor y sus bienes que le fueron confiscados cuando fue apresado en Asunción".