No hay leyes para escribir

Ex novias tristes, detectives inútiles y... el caso de la mafia del pan con tomate

  border=

En la vida de una editorial existen apuestas literarias nacidas del entusiasmo que se genera con la lectura de un manuscrito anónimo (o al menos de un autor no todavía reconocido) que aparece en el buzón de recibidos. Afortunadamente son muchos los que cada día tocan nuestra puerta para buscar su entrada al mundo de la edición, algo de lo que nos sentimos íntimamente orgullosos. El caso del libro que nos ocupa fue uno de ellos. El encargado de su valoración asegura haber leído el libro en dos sentadas de lo atractivo que le pareció. Tenemos ante nosotros un libro con una pinta excelente. Una hilarante novela negra.

Sepamos algo más de su sinopsis: un inútil detective que pasa la mayoría del tiempo con su compañero de piso tomando cervezas y hablando de mujeres, se encuentra con un caso de verdad: encontrar al nuevo novio de su ex (la mujer de su vida) que parece haber sido secuestrado. ¿Conseguirá resolver el caso? ¿Podrá recuperarla en el proceso? ¿Se lo permitirán las mafias barcelonesas?
Una historia detectivesca con amor, humor, sexo y shawarmas ambientada en la Barcelona de hoy en día. Una novela negra, con ramalazos grises y hasta algún arcoíris insospechado.

El autor responde por el nombre de Rafa Boladeras. No lo olviden; creemos que dará mucho que hablar. Su cuerpo llegó al mundo en Barcelona en 1985, pero su alma es nómada de nacimiento. Desde que tiene uso de razón le gusta ver las series en versión original, leer a autores internacionales en formato papel y beber cerveza de importación. Es un tipo de lo más interesante que se desempeñó como publicista en España (donde descubrió lo que se siente al ver un anuncio hecho por él en la tele), Bolivia (donde sufrió el mal de altura y aprendió la receta de la sopa de cacahuete), Colombia (donde advirtió que las caderas europeas no están hechas para bailar salsa) y Chile (donde asumió que lo que realmente quería era vivir en Estados Unidos y ganarse la vida escribiendo).

Actualmente reside en Barcelona donde tiene un trabajo del que su madre se puede sentir orgullosa. En sus momentos libres (es decir, en la ducha) pergeña novelas.