No hay leyes para escribir
  • Slider 1
  • Slider 2
  • Slider 3
  • Slider 4
  • Slider 5
  • Slider 6
  • Slider 7

El fin de los sevillanos está cerca y sólo un superhéroe de sevillanas maneras puede impedirlo...

  border=

Destense su mandíbula para reír, sonreírse, pensar y pasar un rato excelente con la lectura de la nueva (¿y última?) novela del Capitán Adobo, un héroe surrealista capaz de lo más insólito, siempre con un botellín de cerveza frío en la mano.

Pongámonos en situación: una extraña serie de sucesos en Sevilla tiene en alerta a la Guardia Civil. A lo largo del tiempo ha prevalecido una leyenda que asegura que existe un guante de cera de cirio con cuatro cavidades para cuatro reliquias, y que, en caso de ser reunidas todas, el portador de dicho guante podrá hacer desaparecer a todos los sevillanos con solo chasquear los dedos.

El superhéroe de la ciudad, el Capitán Adobo, deberá investigar a contrarreloj cuáles son esas reliquias y evitar que ese chasquido se produzca. Para más incertidumbre, el grupo de superhéroes más prestigioso de EEUU, Los Ventiladores, viaja a la capital de Andalucía para el mismo objetivo. Van a saltar chispas... ¿Conseguirá el Capitán Adobo salvar a los sevillanos?

Bajo el ingenioso perfil de Capitán Adobo en las redes sociales subyace un tipo de lo más singular. Rafael Flores (Sevilla, 1993) es periodista. Ejerce en radio como director y guionista de programas de humor. Acumula media docena de años de experiencia en el medio, además de haber sido redactor deportivo, colaborador en portales web y ponente en diferentes congresos de RRSS y Marketing. Puntualmente escribe teatro y colabora en el guion de webseries, además de protagonizar notables incursiones como chirigotero en el Carnaval de Cádiz. Junto a Enrique Gago, gestiona la cuenta @CapitanAdobo, con la que ganó el premio Blogosur a “Mejor tuitero de Sevilla” en 2016.