No hay leyes para escribir
  • Slider 1
  • Slider 2
  • Slider 3
  • Slider 4
  • Slider 5
  • Slider 6
  • Slider 7

El Ciervo de Robson: una fantástica novela de un científico en la vanguardia del estudio de las células madre

  border=

Juan Domínguez Bendala es un brillante científico en la vanguardia internacional en el estudio de la diabetes con células madre. El autor obtuvo su doctorado en el prestigioso Roslin Institute escocés bajo la supervisión de uno de los creadores de la oveja Dolly, el primer animal clonado de la historia. Desde 2001 reside en Miami (EEUU), donde dirige el Laboratorio de Células Madre del Diabetes Research Institute, uno de los centros de referencia a nivel mundial en el desarrollo de terapias celulares para la diabetes. Pues bien, este señor tan interesante publica ahora su primera novela, que es además una auténtica maravilla.

Merece la pena echar un vistazo a la sinopsis de una obra galardonada como finalista del Premio Fernando Lara: «La explicación de Lord Hazelrod era no solamente plausible, sino hermosa en su bíblica simplicidad. ¡Poco importaba que pudiera o no ser probada!». Por desgracia, los incrédulos miembros de la Royal no comparten la fe del joven Trenton en la audaz teoría de su tío. De acuerdo a los cálculos del famoso científico, el fantasmal ciervo de Robson sólo se genera una vez cada seiscientos años mediante una improbable sucesión de accidentes, que incluyen el desprendimiento y transporte de una masa de hielo desde Alaska hasta las costas de California. La carrera por demostrar la ascendencia de una criatura que aún no existe dará inicio a una descabellada aventura en la mejor tradición de la novela satírica de Sir Arthur Conan Doyle. Narrado desde la doble perspectiva de Trenton y Lord Baarthelus, un aristócrata con una idea exagerada de sus méritos, El Ciervo de Robson llevará a nuestros héroes y sus criados a través de medio mundo en un siglo XIX alternativo donde los abismos emergen regularmente a la superficie, los reyes se asilvestran en las montañas y los indios ingieren habas para levitar. Este universo sirve de escenario a un hilarante despliegue de aventuras, intrigas, amores imposibles y, sobre todo, fantásticas criaturas aparentemente creadas al solo objeto de recibir los nombres de sus descubridores. Esta primera novela de Juan Domínguez Bendala es un clásico instantáneo que sorprende por su vigoroso estilo y desbordante imaginación. Aderezada con un humor tan fino y persistente como la lluvia en la Escocia natal de nuestros protagonistas, su originalidad y riqueza de matices dejarán una huella indeleble en el lector.

Sólo nos queda animar a los lectores a dar una oportunidad a este libro tan fabuloso.