No hay leyes para escribir
  • Slider 1
  • Slider 2
  • Slider 3
  • Slider 4
  • Slider 5
  • Slider 6
  • Slider 7

Aquella historia, la de Virginia Collado...

  border=

Muy de vez en cuando aparece un libro que es el primero de un autor o autora que nunca antes ha publicado y sucede que este libro es simplemente soberbio. Estamos ante un caso similar. Clara García Vela es filóloga hispánica con tres másteres, pero eso es lo de menos. Lo de más es que se trata de una excelente escritora, sorprendentemente madura y profunda, incluso muy arriesgada por su composición narrativa, para haberse enfrentado sólo a esta primera obra, una novela de carácter intimista con tintes góticos sobre las pasiones humanas.

Echemos un vistazo, si les parece, a la sinopsis de la misma: Virginia Collado, un fantasma que distorsiona la vida, la realidad, de los personajes de esta novela. Una presencia incómoda, violenta, que se resiste a caer en el olvido. ¿Quién fue? ¿La leyenda negra que la envuelve nació de las malas lenguas, de la envidia, o estará plagada de verdad? ¿Por qué tanto miedo? ¿Por qué quieren silenciarla? Una novela de tormento en el que las personas se muestran tal como son: un prisma cubierto de carne, cuyas aristas lo atraviesan y muestran todos sus ángulos.

Clara asegura que se siente ciudadana de todos los lugares donde habiten buenos corazones. En Las voces del cementerio encontrará usted, querido lector, un hallazgo mayúsculo y el perfecto hábitat para los amantes de lecturas sólidas y bien planteadas.