No hay leyes para escribir

Irati Prat del Pozo

Irati Prat del Pozo

Sobre el autor

Irati Prat del Pozo (Itaberaba, Brasil, 1995) es periodista e historiador por la Universidad Rey Juan Carlos I de Madrid. En la actualidad trabaja en Global Sports Intelligence como periodista y es director de Underground Football. Ha colaborado de forma esporádica con medios como Marca, Cadena Ser, Diario Récord, Magazine Perarnau, Estadio Deportivo, Superdeporte o The Sun, además de haber trabajado en la sección Crónica, del diario El Mundo. "El Milan de Berlusconi. 1986-2017: Radiografía de un proyecto que cambió el fútbol", su primer libro, surge tras un viaje de trabajo a la ciudad de Milán, en mayo de 2017. Diez días de entrevistas, grabaciones y partidos en San Siro prendieron la mecha que llevó a Irati a indagar en las hemerotecas italianas sobre uno de los equipo más grandes de Europa.

El Milan de Berlusconi

Entre febrero de 1986 y abril de 2017 hay algo más de 31 años. Es el tiempo que Silvio Berlusconi estuvo al frente del AC Milan. Aterrizó en un equipo histórico que se encontraba a la deriva, azotado por las malas gestiones de los anteriores presidentes. Silvio invirtió en grandes futbolistas como Ruud Gullit, Marco Van Basten, Marcel Desailly, Andriy Shevchenko y Kaká, y arriesgó en la elección de los entrenadores. La historia de su Milan se escribe a través de tres pizarras: la de Arrigo Sacchi, la de Fabio Capello y la de Carlo Ancelotti. Todos ganaron. Todos marcaron época en Italia y Europa. Y este relato se construye a través de entrevistas con personajes de renombre como Franco Baresi, Filippo Galli, Massimo Ambrosini, Andriy Shevchenko, Demetrio Albertini, Mauro Suma, Franco Richiardi, Carlo Pellegati... También se recorre la prensa de la época (La Stampa, La Gazzetta dello Sport, La Reppublica, Il Corriere della Sera). 29 títulos colectivos y siete Balones de Oro levantados por futbolistas del AC Milan son la prueba material del éxito mayúsculo que alcanzó un proyecto que, desde el primer día, cambió el fútbol tal y como lo conocíamos.

Cómpralo en papel