No hay leyes para escribir

Abel Posse

Abel Posse

Sobre el autor

ABEL POSSE nació en Córdoba (Argentina). Creció y se educó en Buenos Aires. Diplomático de carrera y Embajador, vivió años en Moscú, Venecia, París, Jerusalén, Praga, Lima, Copenhague y Madrid. Sus libros más destacados son Los perros del paraíso, que obtuvo en 1987 el Premio Internacional «Rómulo Gallegos», la mayor distinción literaria de América Latina; El largo atardecer del caminante, distinguido en 1992 con el Primer Premio de Novela organizado por la Comisión Española del V Centenario que, juntos con Daimón integran por ahora una trilogía dedicada a la Conquista. Estas obras están consideradas uno de los logros mayores de la «nueva novelística histórica en lengua española» por críticos como Seymour Menton, Sainz de Medrano, Guiseppe Bellini, Michael Rössner y Roland Spiller. Sus obras han sido traducidas a diecisiete idiomas. Abel Posse rechaza las interpretaciones políticas y éticas convencionales forjadas desde nuestra actualidad, cinco siglos después. Describe con libertad de fenomenólogo el misterio del encuentro o choque que constituye el hecho más importante de Occidente. Tragedia pero también germinación de un nuevo ciclo de la condición humana surgida más allá de toda noción del bien o del mal, que se pueda tener a mano.

Largo atardecer del caminante

El verdadero descubridor de los Estados Unidos fue un individuo que se lanzó a la caminata más colosal que mente humana ha concebido. Lo hizo a pie, desnudo casi como un nativo americano, sin evangelios ni catecismos… Así fue como Alvar Núñez de Vaca atravesó lo desconocido, desde Florida a Texas para luego descender hasta Ciudad de México. Abel Posse cierra el círculo de su particular Trilogía del Descubrimiento con una obra que es mucho más que una autobiografía novelada ofrecida en una magistral serie de flashbacks; es una lectura honda y descarnada de la visión de la llegada de los europeos al Nuevo Mundo de un aventurero que llegó a ser nombrado Adelantado y gobernador del Río de la Plata para luego luchar contra la poligamia y la esclavitud de los indios en Paraguay. Núñez de Vaca acabó sus años arruinado, que no vencido, en Sevilla, donde Posse sitúa el origen de una narración de un viejo soñador que todavía quiere creer en el poder de la fe y la bondad. Un día atraca en Sevilla del siglo XV un barco cargado con esclavos americanos, entre los que encuentra a su hijo Amadís. Este suceso vuelve a conectarle con su pasado y desencadena un relato con un dramático y asombroso desenlace. El autor exhibe un soberbio dominio del tono intimista para alguien cuyo epitafio firmó el propio inca Garcilaso: "Murió en Valladolid, apelando al Consejo de Indias, con el propósito de ver restablecido su honor y sus bienes que le fueron confiscados cuando fue apresado en Asunción".

Cómpralo en papel