No hay leyes para escribir
  • Slider 1
  • Slider 2
  • Slider 3
  • Slider 4
  • Slider 5
  • Slider 6
  • Slider 7

Rafael de Aquino Ruíz

Rafael de Aquino Ruíz

Sobre el autor

Rafael de Aquino Ruiz —socio fundador de New Way Foods empresa que elabora los gazpachos y salmorejos MAJAO y La Gazpachería Andaluza— nace en el seno del antiguo y prestigioso restaurante Venta Ruiz de Sevilla y vive su infancia y juventud observando a los comensales felicitarse por la receta de su madre, la abuela Reyes. A partir de 1982 apuesta por la elaboración y comercialización de gazpacho andaluz envasado —que hasta ese momento no existía como tal— y consagra su vida a ello convirtiéndose en el pionero de una actividad que hoy aporta cientos de millones de euros en el Mercado Nacional y Europeo. No le resultó fácil la labor a Rafael, que tuvo que luchar duro demostrando un gran tesón a prueba de fracasos y sinsabores. Dos grandes motivos lo han movido a escribir esta hipótesis, el primero homenajear a todas las generaciones de campesinos andaluces que se han ido dejando la vida en esos surcos castigados duramente por el sol. Uno de ellos, Frasquito, hace aproximadamente cuatrocientos años creó una mezcla que resulto ser un bálsamo para enfrentarse a tan inhumanas temperaturas con extraordinarios resultados. El segundo gran motivo no es otro que pretender informar a los millones de consumidores de Gazpacho Andaluz de la razón de ser de esta mágica combinación de vegetales debidamente aderezada capaz de nutrirnos, refrescarnos e hidratarnos, cumpliendo con las últimas tendencias de nutrición saludable.

Osuna vs Medina Sidonia

En pleno Siglo de Oro español, Frasquito, un joven gañan de Osuna, se revela contra la forma de alimentarse en verano mientras realiza las duras labores de la tierra. Esto le lleva a crear un alimento que revolucionaría la dieta estival campesina: el gazpacho. Pasados unos años surge una disputa por ver quién elabora mejor la receta entre los cortijos de la Baja Andalucía. Para averiguarlo, se prepara una peculiar justa en Sevilla en la que se llega a implicar el mismísimo Felipe IV y su gran amigo, Francisco de Quevedo. El protagonista tendrá que desenvolverse en un ambiente muy distinto al de la gañanía de la que proviene, para ello contará con la ayuda de la gran duquesa de Lis, una hermosa dama moderna y rompedora con las ideas muy claras y un terrible pasado. Sevilla, su Alcázar y su río, puerta del Nuevo Mundo, son testigos de los hechos, los cuales ocurren cuando sus calles veían pasear a Francisco Pacheco acompañado de su yerno y discípulo Diego Velázquez que aún no había sido designado pintor de la corte. En resumen la obra pretende ser un canto al derecho de superación, sin que por ello se deje de hacer el bien, y a la búsqueda de la felicidad que todos deberíamos ostentar.

Cómpralo en papel