No hay leyes para escribir
  • Slider 1
  • Slider 2
  • Slider 3
  • Slider 4
  • Slider 5
  • Slider 6
  • Slider 7

Manoli Naranjo González

Manoli Naranjo González

Sobre el autor

Nació el 5 de marzo de 1960 en el Poblado minero de La Joya —Cerro del Andévalo— comarca de la provincia de Huelva. Ya desde muy pequeña, se interesaba por el trasfondo que existe entre la vida y la muerte y así comienza a cuestionarse qué habrá tras ella. Cursó estudios primarios en La Joya, en el Colegio Juan Ramón Jiménez de Huelva. Más tarde se trasladó a Sevilla donde se formó como quiromasajista, terapeuta de craneosacral, biodinámica, reiki, Focusing y terapias regresivas. En la actualidad trabaja en una clínica de fisioterapia y cuenta con consulta propia. Su formación es continua, y desde el 2002, dedica el mayor tiempo posible tanto a su investigación interior, como a su trabajo diario con las distintas personas que pasan por su consulta y al aprendizaje de nuevas técnicas de crecimiento personal.

Cómo acompañar a nuestros seres queridos

Cómo acompañar a nuestros seres queridos está basado en las propias experiencias de la autora acompañando a personas en el tránsito de la muerte. La muerte de un ser querido es lo más grande que nos puede pasar. En este relato se explica cómo con entendimiento y conocimientos que nos lleven a vivir este trance desde el amor y no desde el sufrimiento, podemos ayudarles a ellos –los que se marchan— y a nosotros mismos. ¿Qué somos? ¿Qué venimos a hacer aquí? ¿De dónde venimos? ¿Hacia dónde vamos? La intención de esta obra es dar respuesta a estas difíciles preguntas que todos nos hacemos en algún momento concreto de nuestras vidas. Cuando somos conscientes, en el momento de la muerte del cuerpo, el camino natural es la elevación del alma, ir hacia la luz. Con frecuencia, mucha gente se pierde en este camino por no tener conciencia de que sólo muere el cuerpo, por falta de información o por asuntos pendientes que se quedan sin resolver. Somos seres de luz, almas en un cuerpo físico viviendo experiencias humanas, y no estamos solos, otros seres de luz están para ayudarnos, para que, desde niveles distintos, colaboremos mutuamente.

Cómpralo en papel