No hay leyes para escribir
  • Slider 1
  • Slider 2
  • Slider 3
  • Slider 4
  • Slider 5
  • Slider 6
  • Slider 7

José Alberto López Menéndez

José Alberto López Menéndez

Sobre el autor

Jose Alberto López Menéndez (Oviedo, 1982) es entrenador de fútbol UEFA pro y Diplomado en Magisterio. Está casado y es padre de dos hijos. Su infancia y juventud estuvo ligada al fútbol. Practicando este deporte en diversos clubes de su Asturias natal y llegando a debutar en Tercera División. Abandonó la práctica deportiva prematuramente por una lesión articular y decidió centrarse en su formación y desarrollo como entrenador. Durante años ha compaginado sus estudios y su trabajo con los banquillos de fútbol formativo. Dirigió la sede asturiana de una Escuela de Entrenadores durante tres cursos académicos y es co-fundador de la empresa Construye Juego dedicada a la divulgación y formación en fútbol. La prestigiosa Escuela de Mareo del Real Sporting de Gijón fue su casa durante trece años donde consiguió retar a las mejores canteras nacionales en las distintas categorías que dirigió. Logró celebrar un ascenso a Segunda División B con el equipo filial y a disputar la promoción de ascenso a Segunda con ese mismo grupo. Meses después llegó la oportunidad de dirigir al primer equipo rojiblanco en la categoría de plata del fútbol español.

El triunfo de un peleón del fútbol

Cuando estaba a punto de cumplir la mayoría de edad como entrenador de fútbol, me llegó la oportunidad de dirigir a un equipo profesional en la élite del fútbol español. A través de las páginas de este libro he realizado un emocionante viaje al pasado que finaliza el día de mi debut en La Liga Smartbank (Segunda División) con el equipo de mi vida, el Real Sporting de Gijón frente al Granada C.F. en el Nuevo Estadio Los Cármenes. Las experiencias, enseñanzas y anécdotas han ido llenando mi mochila desde que inicié esta aventura con un equipo mini-benjamín de fútbol sala. Mi paso a fútbol once en la categoría infantil, e incluso un par de temporadas dirigiendo a un equipo juvenil cuyo terreno de juego contaba con una densa capa de barro. Mi afán por evolucionar y mi carácter inquieto, me llevaron a la organización de Congresos Internacionales de Fútbol y a dirigir la sede asturiana de una Escuela de Entrenadores. Y, sobre todo, mis 13 temporadas formando parte de una de las escuelas de fútbol más prestigiosas del país. Las características de cada una de las distintas etapas vividas han ido perfilando los trazos sobre mi pizarra de entrenador junto al lema: “Juntos por un Sueño”.

Cómpralo en papel