No hay leyes para escribir
  • Slider 1
  • Slider 2
  • Slider 3
  • Slider 4
  • Slider 5
  • Slider 6
  • Slider 7

Fernando Repiso

Fernando Repiso

Sobre el autor

Fernando Repiso Rubio nació en la Capital Hispalense, aunque suelen decir de él que tiene poco de «sevillanito». De familia de clase obrera, del conocido y sevillano polígono de San Pablo, estudió empresariales por aquello de que había que trabajar pronto para labrarse un futuro, teniendo que posponer su verdadera pasión, la literatura. Ha desarrollado parte de su carrera profesional en torno a la comunicación política, siempre desde un segundo plano que le ha facilitado observar y aprender de las grandezas y miserias del ser humano. Durante ese tiempo ha cultivado una escritura precisa, afilada, pensada y repensada en infinidad de textos muy diversos, normalmente firmados por y para otros. Hasta que, por fin, ha dado el paso al frente con su novela 6 mujeres 6. En ella ha volcado su afición por la mezcla de géneros, las tramas de alcance universal y el humor como infalible medicina para las enfermedades del alma.

6 mujeres 6

Sevilla. Un fin de semana. Una ola de calor. Cuatro hermanas se reúnen, como todos los años y desde hace veinte, para conmemorar la muerte de sus padres en una casa familiar que se derrumba. Para esta ocasión tan especial, Irene, Laura, Beatriz y Gloria invitan a los lectores a una cena para la que han cocinado platos a base de recuerdos familiares, heridas abiertas, ofertas engañosas, juegos de la memoria, unas cuantas mentiras y unas pocas medias verdades. El aliño lo ponen Gema y la Tita: una está muerta, la otra apenas vive. La guarnición la sirven un marido adúltero, un adolescente descarriado, un camello que es, a la vez, un pájaro enamorado, y un oscuro amigo de la familia que se ha invitado a la cena con la intención de romper los platos y poner la mesa patas arriba. Como postre, el menú incluye una pistola perdida, un collar que ya no brilla y una tabla de ouija casera. Pasen y lean. La cena va a comenzar.

Cómpralo en papel